Ministerio de Educación - Gobierno de la Provincia de Córdoba

El desafío de vivenciar los contenidos y de producir experiencias significativas en las aulas

 ISEP

Los especialistas Axel Rivas y Melina Furman abrieron el segundo encuentro del seminario “Innovación y Justicia Educativa para Supervisores” reflexionando sobre experiencias significativas que plantean otra manera de apropiar los contenidos curriculares en las aulas. El evento tuvo lugar en el Instituto de Educación Superior Simón Bolívar de la Ciudad de Córdoba.

 

 

El Seminario “Innovación y Justicia Educativa para Supervisores” tuvo su segundo encuentro presencial a cargo de sus coordinadores, Axel Rivas y Melina Furman, acompañados por directores de Nivel, inspectores generales de las distintas modalidades y por la rectora del Instituto Superior de Estudios Pedagógicos, Adriana Fontana.

La propuesta, que está diseñada por el Laboratorio de Innovación y Justicia Educativa del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), consta de cuatro talleres de formación-acción con oportunidades de debate. Este segundo encuentro planteó los resultados recogidos del primer taller -“¿Cómo identificar experiencias valiosas del sistema educativo?”- en el cual los supervisores analizaron prácticas innovadoras y destacadas en la enseñanza, la planificación didáctica, la organización y la gestión institucional, los proyectos educativos integradores, entre otras dimensiones de la vida escolar.

Los especialistas a cargo del encuentro centraron su exposición en la recuperación de esas experiencias educativas. Se trató de exponer de qué forma los contenidos curriculares tradicionales se pueden llevar al aula de manera más innovadora, procurando que los estudiantes se asuman como actores protagonistas y no como receptores pasivos en el aprendizaje.

“El uso de tecnologías, la posibilidad de vivenciar los contenidos en talleres, la integración curricular, la intensificación de los aprendizajes, la producción de cosas reales, la idea de una escuela expandida más allá de sus fronteras, el placer por aprender, el construccionismo y el compromiso con inclusión son algunas de las formas de apropiar los contenidos curriculares de manera innovadora”, expresó Axel Rivas.

A su vez, destacaron de cada experiencia la apropiación de problemáticas surgidas de planteamientos contemporáneos, tales como el cambio climático y el cuidado del medio ambiente, la igualdad y diversidad de género, el acoso escolar y las adicciones.

“La intención es que estas experiencias educativas no solo se sostengan, sino que se contagien a otras escuelas y empiece a crecer una polinización cruzada entre escuelas, que se visibilicen y se expandan”, enfatizó Melina Furman.

Por otra parte, se planteó el debate sobre qué condiciones permiten y habilitan que nuevas experiencias educativas se puedan llevar a la práctica de manera más sistémica, cómo optimizar los tiempos para que tengan un lugar en el espacio curricular y de qué modo gestionar las condiciones materiales y de trabajo de la escuela y de los equipos docentes. Al respecto, Furman indicó que “la mayoría de las experiencias que se plantearon en las aulas virtuales no implican recursos materiales muy sofisticados, pero sí el recurso del tiempo de quienes lo planifican y llevan a cabo”.

El Seminario Innovación y Justicia Educativa para supervisores atraviesa el segundo taller y continuarán dos más que se extenderán hasta el mes de noviembre. El objetivo de esta propuesta es replantear el rol del supervisor a la luz de la innovación pedagógica, las tecnologías y las nuevas realidades sociales, como así también situarlo en problemas educativos reales devenidos de la modernidad. “Desde el rol del supervisor hay que darle continuidad y sentido a todo lo que, de manera muy dispersa y fragmentaria, ya está ocurriendo”, sentenció Axel Rivas.